¿Hace cuanto no «afilas tu sierra»? Un cuento popular nos habla de un leñador al que cada vez le costaba más talar árboles y al que, si alguien preguntaba por qué no afilaba su desdentada sierra, este respondía: «¡porque no tengo tiempo!». La metáfora es clara. No todo es trabajar. También hay que pararse a menudo a evaluar el resultado y ver si hay algo que podamos hacer que mejore.

 

    ¿Por mucho que estudias sientes que avanzas poco? «Afila tu sierra»: 

- Aprende a decir que no,.

- Aprende cómo conseguir una concentración óptima,.

- Aprende a no perder el tiempo.

- Optimiza tu esfuerzo.

- Desarrolla hábitos que te ayuden y deja atrás los que te perjudican.

 

    ¿Y eso es posible? Sí, es posible, y hay muchas herramientas para conseguirlo que se pueden trabajar bien de forma individual o bien a través de charlas, talleres o cursos. Si te interesa, contacta conmigo.